El sendero

Ni una nube en el cielo, ni un hábito de aire. El sol despide cruel e implacablemente sus ardorosos rayos, el calor ha producido una neblina y yo estoy solo en el camino. A uno y otro lado de mí se devanecen los campos en la lejanía del horizonte. No hay una brizna de verde hierba ni se ve alentar una flor en este desolado país...

Más detalles


7,00 € IVA incluído

Disponibilidad: Este producto ya no está en stock


Indicarme cuando esté disponible

30 PRODUCTOS MAS EN LA MISMA CATEGORIA:

Ni una nube en el cielo, ni un hábito de aire. El sol despide cruel e implacablemente sus ardorosos rayos, el calor ha producido una neblina y yo estoy solo en el camino. A uno y otro lado de mí se devanecen los campos en la lejanía del horizonte. No hay una brizna de verde hierba ni se ve alentar una flor en este desolado país. Todo está marchito y agostado, todo clama con la angustia del indecible e inexpresable dolor de los siglos, todo esta muerto, y muerto sin esperanza. No se oye el más leve sonido reina un pavoroso silencio. Cubiertos están los campos con los muertos de muchos siglos pasados, y nunca pueden los muertos volver a vibrar con el dichoso pulso de la vía. Todo pereció, todo se consumió. La muerte prendió en su cruel abrazo a todos los seres vivientes, a todos menos a mí.Estoy solo solo en el camino, sin un alma frente a mí...

No hay comentarios de clientes por ahora.

Solamente los usuarios registrados pueden introducir comentarios.

Carrito  

Sin producto

Transporte 0,00 €
Total 0,00 €

Carrito Confirmar

Categorías

PayPal